Julián Cerón, investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), impartió el pasado 26 de febrero, a invitación de Iván Quesada, el seminario “Nucleasas Cas y nematodos en la caja de herramientas para investigar mutaciones humanas”.

Las tecnologías CRISPR están evolucionando a gran velocidad. Sin embargo, la optimización de su uso en animales está a menudo lastrada por limitaciones técnicas o éticas. El nematodo Caernorhabditis elegans es un organismo modelo de ciclo de vida corto y con grandes ventajas para análisis genéticos. Su manipulación está libre de restricciones éticas. Esto favorece su uso para optimizar nuevas herramientas CRISPR, como las nuevas nucleasas Cas que necesitan ser evaluadas en cuanto a su toxicidad, especificidad y eficacia. Estas nuevas tecnologías CRISPR pueden ser explotadas para reproducir mutaciones humanas en C. elegans y así investigar sus implicaciones funcionales. Estos modelos tienen un valor preclínico, ayudando al pronóstico, al diagnóstico y a la búsqueda de fármacos.

Julián Cerón Madrigal es licenciado y doctor en Bioquímica por la Universidad de Murcia y la UMH respectivamente. Ha trabajado en centros de investigación internacionales de prestigio como el EMBL (Heidelberg), el IGBMC (Estrasburgo) y Harvard Medical School (Boston), donde estuvo cinco años. Estableció su propio grupo en Barcelona gracias a una ayuda IRG-Marie Curie y al programa Miguel Servet. En el 2018 obtuvo el “tenure” en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) donde lidera el grupo “Modelos de enfermedad en C. elegans, dentro del programa “Genes, enfermedad y terapia”. Además de su experiencia en el animal modelo C. elegans, se ha especializado en tecnologías CRISPR. Ha dirigido dos cursos internacionales sobre CRISPR en C. elegans, impartió clases en el Curso Nacional de Genética sobre CRISPR, y en los últimos dos años ha publicado tecnologías y aplicaciones CRISPR en Genetics, PLos Genetics, Human Molecular Genetics, y CRISPR Journal.

Share This