La Ciencia con Tapas, actividad divulgativa patrocinada por el Instituto de Biología Molecular y Celular de la UMH, comenzó su andadura en este nuevo curso proponiendo una temática de gran contenido social: la anorexia y la bulimia. La expectación que provoca este tema pudo comprobarse en el lleno absoluto que se alcanzó en el recinto del FNAC de Alicante el pasado 16 de octubre. Contábamos para esta ocasión con tres personas muy expertas en el tema, tanto en el plano teórico como en el asistencial: las profesoras María José Quiles y Yolanda Quiles, del departamento de Psicología de la Salud de la UMH, también fundadoras del Centro de Recuperación Emocional y Alimentaria (CREA)  y la presidenta de la Asociación de Anorexia y Bulimia de Elche (ADABE), Mercedes Marco.

Introdujo el tema María José Quiles explicando las causas que conducen a los trastornos de la conducta alimentaria, que fundamentalmente se deben a un deseo exagerado de estar delgado junto con una obsesión por no ganar peso. Todo ello conduce a una nutrición muy escasa que puede tener efectos muy negativos en el organismo, tanto en lo físico como en lo psíquico. Los efectos de este trastornos se acaban extendiendo al entorno familiar y amistades de la persona afectada.

Profundizando aún más en el origen de estos trastornos y los factores de riego, Yolanda Quiles ilustró con numerosos ejemplos la influencia de la sociedad, y concretamente de los medios de comunicación, que nos proponen unos cánones de belleza que siempre van ligados a la delgadez. Esto tiene mucha incidencia en la población adolescente, especialmente entre las mujeres, donde la incidencia de los trastornos alimentarios es mayor.

Fue muy interesante conocer la experiencia de Mercedes Marco como presidenta de ADABE, que expuso las dificultades que supone el tratamiento de estos casos de anorexia y bulimia, que requieren de la colaboración de todo el entorno familiar. Reclamó una asistencia sanitaria integral en la que se impliquen varios especialistas en psicología y nutrición. Sobre este tema subrayó la importancia de la prevención y en la necesidad de establecer protocolos de actuación cuando se detecta un caso.

Esta edición de Ciencia con tapas es una de las que ha suscitado más preguntas de los asistentes, y en especial del público joven, lo que refleja el interés que el tema de los desórdenes alimentarios despierta entre ellos. El público se interesó por el porcentaje de éxito de los tratamientos, si existía algún fármaco para la anorexia, y planteó sus opiniones sobre la evolución del ideal de belleza y su conexión con la mayor incidencia de estas patologías.

Les esperamos en la próxima edición de Ciencia con Tapas.

Share This